5 consejos para llevar una sudadera con capucha

Las sudaderas con capucha suelen llevarse de forma casual, sin mucha consideración o necesidad de estilo. Dicho esto, también pueden servir como base o toque final para un conjunto sólido y a la moda. Sólo necesitas un poco de delicadeza, sudaderas limpias y de alta calidad, y los conocimientos adecuados. Podemos ayudarte a empezar con estos cinco consejos para llevar sudaderas de deporte para mujer con capucha y hacer que se vea increíble.

1. Elige una sudadera con capucha ajustada

La forma más sencilla de mejorar tu sentido de la moda es llevar ropa que no sólo te quede bien, sino que te quede bien. Sólo tienes que encontrar prendas -incluso las más informales, como las sudaderas con capucha- en la talla que más se ajuste a tus medidas. Aunque llevar una sudadera con capucha de gran tamaño puede ser divertido por sí mismo, parece algo descuidado. Llevar una ajustada contribuye en gran medida a refinar tu look.

2. Ponte algo encima

Un conjunto es la suma de las partes. Lo que lo hace único son los distintos componentes y su disposición. Llevar algo encima de la sudadera añade estilo y puede hacer maravillas con tu aspecto general. Por ejemplo, puedes llevar una chaqueta de cuero, una chaqueta vaquera o alguna otra chaqueta atractiva con tu sudadera y crear un conjunto llamativo (y cálido).

3. Utiliza colores apagados

Las sudaderas con capucha tienden a destacar, y si llevas algo demasiado brillante corres el riesgo de parecer llamativo. Si quieres un conjunto discreto, elige algo de colores apagados. Si decides llevar un top con ella, intenta combinarla con algo de la misma familia de colores. Prueba con un azul oscuro sobre azul, o usa rojos que sean casi morados. Dicho esto, experimentar con diferentes colores, aunque eliminaría el efecto apagado, también puede quedar muy bien.

4. Juega con la imagen relajada

Cuando consideres ideas de conjuntos, debes tener en cuenta que las sudaderas con capucha se consideran en gran medida súper informales. Esto no debe desanimarte. De hecho, puedes aprovechar esta reputación combinándola con ropa o joyas más formales, como un abrigo, unos pantalones ajustados, unos zapatos bonitos y unas pulseras y pendientes de plata de ley. La sudadera haría que los elementos más formales parecieran más relajados. A cambio, los elementos más formales elevarán el frescor de la sudadera. El efecto general es llamativo y excelente.

5. Cuidado con los pantalones

Hemos hablado largo y tendido de las partes superiores, pero todo lo que queda por debajo de la cintura también debe quedar bien. Dicho esto, no es necesario que te pases de la raya con pantalones de negocios o zapatos ultraformales. En su lugar, intenta encontrar un equilibrio entre lo formal y lo informal. Lleva vaqueros, pero procura que sean limpios y de alta calidad. Lleva zapatillas de deporte, pero nada que esté hecho jirones o manchado por el paso del tiempo.

También puedes llevar pantalones de chándal con una sudadera con capucha ajustada, pero no deben ser holgados ni demasiado sueltos; serás un ejemplo andante de lo que no se debe hacer en la moda. Las camisetas y las camisas de tirantes también son perfectas con un pantalón de chándal. Tampoco deben ser demasiado holgados. Encuentra camisetas y camisas de tirantes 100% de algodón. Ponte cómodo, pero luce bien mientras lo haces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *